Entrevista del mes: Mauricio Bouyssede

¿Dónde naciste?
Nací en Pigüe, provincia de Buenos Aires.

 

¿Dónde realizaste tus estudios?
En ciudad de La Plata.

 

¿Por qué elegiste la medicina?
Cuando estaba en el colegio secundario pensé en muchas opciones. En principio veterinaria era una posibilidad, otra de las cosas que siempre me había gustado era ser piloto de avión, y ya llegando a tercer año me fui inclinando por la medicina. Me interesaba poder ayudar a las personas cuando tenían algún problema.

 

¿Y cómo fue tu elección por la anestesiología?
Cuando cursé cirugía tuve la posibilidad de charlar con un anestesiólogo que estaba haciendo anestesia pediátrica y me contó muchas cosas que me entusiasmaron como para hacer la especialidad.

 

¿Y qué fue lo que te interesó de la anestesiología?
Era muy apasionante ver el efecto de las drogas de acción inmediata. Un anestesiólogo no cuenta con una semana para ver si mejora el paciente, como en otras especialidades, sino que lo tiene que resolver enseguida. En anestesia, además, ante un problema no hay tiempo de llamar a alguien que te ayude a resolverlo, cae todo sobre tu espalda.

 

¿Y eso suele generar estrés en el anestesiólogo?
Al principio te genera un poco de estrés. Pero con el paso de los años, uno se acostumbra a estas situaciones.

 

Actualmente ¿Dónde estás trabajando?
En clínica San Lucas y hago anestesia en el resonador y en endoscopía para adultos de la Clínica Moguillansky en Neuquén capital.

 

¿Desde qué año sos socio de ANAAR?
Soy socio de ANAAR desde el 98’

 

Durante estos años, ¿Notaste cambios en la asociación? 
Cuando yo arranqué, la asociación era mucho más pequeña y hoy es una administración mucho más organizada que ha incrementado hasta en la cantidad de socios y esto fue muy beneficioso para todos.

 

¿Qué actividad te gusta realizar en tu tiempo libre?
Me gusta mucho jugar al tenis.

 

¿Un lugar preferido que siempre te gusta volver?
Tengo dos o tres lugares: Pigüe, porque es el lugar donde nací, donde me encuentro con mi infancia, el campo y los lugares donde corría cuando era chico. Neuquén también me gusta mucho por sus lugares y su clima. Y por último pero más importante: mi casa, lugar donde disfruto compartir con mi familia.

Posteado en Novedades